5 de mayo de 2005

QUELOIDE-o cómo hay heridas que nunca curan

Pasó que a los 13 años, cuando más me jactaba de no haberme roto un hueso nunca (teniendo el secreto deseo de ser enyesada para acumular firmas y dibujitos), -Mira mamí!- triple salto, luxación, caída, rotura de hueso jodido en medio de decenas de personas y niños mucho más ágiles y menos adoloridos que yo, en un kentucky fried chicken de la avenida benavides.
La caída fué el detonante de una verdad que me acompañaría hasta hoy y presumiblemente hasta el fin de mis golpeados días. Tajeados, amoratados, contusos días.
Piel queloide. Una amiga cercana mencionó entre dientes que tienen queloide aquellos que descienden de negros. Probable, pienso yo mientras me acuerdo de una tía sospechosa que prefiero no mencionar porque uno nunca sabe qué tanto puede hacer una señora de más de 80.
El hecho sencillo es que la piel sobrecicatriza. Donde tú ya dejaste de cicatrizar y probablemente hayas vuelto a llevar una vida normal y te vuelves a subir en el monopatín, yo sigo cicatrizando casi al infinito, lo que no tiene nada de malo para mí, a diferencia de la gente que le teme a las marcas permanentes. eso sí, al monopatín ni me lo acerquen.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Los queloides son lesiones de la piel formadas por crecimientos exagerados del tejido cicatricial en el sitio de una lesión cutánea que puede ser producida por incisiones quirúrgicas, heridas traumáticas, sitios de vacunación, quemaduras, varicela, acné o incluso pequeñas lesiones o raspaduras. La mayoría de los queloides se aplanan y se hacen menos visibles con los años. Los queloides extensos pueden limitar la movilidad de las manos pies o extremidades, además de causar problemas de estética.

Buena tu onda, Carla. Y, ¿sabes qué? Tienes razón. Nada que ver con las heridas permanentes. No es la idea. Chao, amiga.

J.

Anónimo dijo...

En mi búsqueda por saber como se cura un queloide encontré este post que has escrito y me parece excelente tu apreciación sobre el Queloide. Realmente me levantaste el ánimo, ya que yo padezco también de esta cicatriz que no deja de crecer!!!

lau dijo...

Si yo tb tengo y la mayor parte del tiempo lo llevo bien, incluso se me olvida. Aunque claro hay dias en los q no puedes evitarlo y notas las miradas de la gente, pero tengo un truco los miro a los ojos obligádolos a mirarme y siempre huyen la mirada.

Pelonguini dijo...

Si ud tiene queloide yo arrastro el reflujo permanente como bebe, mas viene de familia desde los treinta tratarse a pomadas de Psoriasis..

Que viva la literatura Queloide!