7 de octubre de 2008

arequipazo

Arequipa es tan bonita que he estado tratando de comunicarme por teléfono con la abuela para decirle lo mucho que me ha gustado su ciudad y que se sienta contenta para que en el fondo así podamos finalmente tener una cosita en común, pero la abuela no ha conectado su fono o quizás hace tanto que no llamo que ya cambiaron el número o la abuela ya no vive ahí. El caso es que detuve mi admiración por arequipa varias veces para llamarla sin resultados y mi yo paranoica me dice que por ahí la abue se compro una máquina con caller id y está en lima viendo el teléfono con gesto displicente y brazos cruzados mientras que yo pongo a arequipa en stand by por su culpa.

He pensado que sería lindo que mi departamento fuera de sillar, con los techos altos y arriba una bóveda y además convertir el cuarto de la compu en una especie de mazmorra donde torturarme como santa. En la puerta pondrìa cartelito que diga 1928.

Volviendo a arequipa, las calles son lindas y el sol te cae justo encima de la nariz dejándote la marca de los lentes, pero es un sol que genera una alegría extraña que no te permite pensar en cosas malas. Y las calles son preciosas y los bares son preciosos y los restaurantes son lindos. Además, hay una tienda de La Ibérica en cada esquina.

Claro que me hubiera gustado caminar del brazo con alguien de quien estuviera enamoradísima, pero no se puede tener todo. Por el momento tengo mazapanes, quesitos, trufas y alfajores de antojitos arequipeños. Eso es bastante.

6 comentarios:

Nando dijo...

bonito, no? :)

no decir dijo...

claro que es bastante. más que suficiente. en mi caso fue coca cola de vidrio, toffees de la ibérica y canciones tristes de the smiths. y algo de ausencia.
pero dale, que con ese cielo celeste esplendoroso, imposible sentirse mal.

Vagamundo dijo...

Claro, y así comienza todo: que el sol, que el cielo, que el aire... y años después uno tiene que explicarse ante un reportero de que oscuro influjo uno se dejo llevar y acaba por barbotear incoherencias ante el grabador!! un pasuchi yo.

fernando dijo...

LA CIUDAD BLANCA ES BELLISIMA
SALUDOS

MúSiCaLTeRnATivA dijo...

salu2 desde aqp

q bueno q haya sido grata tu estadia en nuestra ciudad :P

.r.

Mario dijo...

La Ibérica, en verdad, se compone de dos especies: LA tienda de La Ibérica, en el centro, con sus mostradores y su estructura de joyería, y las sucursales, explicadas de la siguien te forma por la alquimia: sólo reflejos del oro filosofal que el adepto, tras aduos trabajos, logra ver a través del espejo del arte.