11 de octubre de 2008

me provoca lapearte

yo a tì, por lorna.


porque te acuerdas de que hace años pasè al lado tuyo a sabiendas de que ni te mirè. porque te sometes abiertamente a mis malacrianzas. porque aunque no quieras aceptarlo, has abierto un blog que leo sòlo yo.

tambièn quiero decirte que sè que es una trampa y que lanzas anzuelos a ver què pasa, y que piensas que te doy bola pero que no te doy ninguna bola, sino sòlo te llamo a decirte lorna por una cuestiòn catàrtica, y paso rato contigo por una cuestiòn catàrtica y finalmente escribo èste texto por una cuestiòn catàrtica habièndome salido de un evento importante de chamba para hacerlo y con la plena seguridad de que en unos tres minutos ya lo habràs leìdo y estaràs sintièndote winner en tu cuarto decorado con afiches de superlornas.

yo no te lapeo sòlo porque si lo hago se levanta a defenderte el gremio de geeks que manejan las compus y quizàs todo termine de mala manera. no te lapeo pero te escribo este post que soy yo hincàndote con el ìndice y el anular derecho en la frente, como seguro te hacìan a diario los bacanes en el cole cuando leìas tus còmics, comìas tu quinto pan con mermelada, o resolvìas el crucigrama en el recreo.
èste post es lapo y beso.

6 comentarios:

Enrike dijo...

Eso de blogs que solo lee una persona lo he visto en otro lado.
Por lo visto es un clásico en estos tiempos de romance chusco :D

no decir dijo...

y? la catarsis sirvió? :P
no negaré que me reí ene con tu post.
a veces, es bueno expulsarlo todo... digo yo.

analix dijo...

debo decirlo catárticamente: lo quieres

(perdón)

saltamontess dijo...

alguien está recontra frita (o lorna) por aqui...

absurdo dijo...

este comentario es para el lector secreto: por si nunca fuíste a colegio mixto, un lapo es una buena señal.

Mario dijo...

La sensación que queda después de leer lo que escribes es una vaina porque bifurca el universo. ¿Qué cuerno es, entonces, lo que haces bien bacán? ¿lo que escribes? ¿el efecto de lo que escribes?..pero...¿y si escribes pero no sabes el efecto?
Una vaina, decía yo...