9 de mayo de 2010

ESTUDIO MADRE *

Con motivo del mes de mayo he realizado un riguroso estudio que concluye en la descripción de las tres especies que asoman abiertamente:


1. La mamá senior es una señora muy seria. sus hijos ya son grandes y mantiene una relación telefónica y dominguera con ellos que es 70% amor, 30% crítica y sacada al fresco. La ocupan temas como la salud de sus hijos y está avocada a la malacrianza de sus nietos. Es una experta en inducción de nostalgias y arrepentimientos.

2. La mamá junior recién tuvo un hijo aunque juró no hacerlo. Llegó a los treinta sin más responsabilidades que sí misma. Ahora cuando el hijo estornuda corre a navegar online, lee libros, consulta varios pediatras y llama a su mamá –senior- para asegurarse de que es sólo un resfriado. Ya en el cuarto mes de embarazo evalúa posibles colegios y universidades.

3. La mamá mamá, sujeto central de mi estudio, crece con su hijo. Lo ha dotado de una libertad y pensamiento crítico que en los primeros años ejercerá fieramente con ella. Puede comerse todos los chocolates del país, parar con tus amigos o partirse el peroné saltando a lo loco. No será nunca senior porque está a mil con la tecnología, duada en el celular y agregada al messenger con el hijo y sus amigos. Estratégicamente lo educó en casi todo, menos en temas eléctricos y de gasfitería, obedeciendo a un inteligente plan que luego le permite protagonizar todas las mudanzas y ser agente de solución en cualquier accidente casero. La mamá mamá no se esfuerza en dar el ejemplo. Inicialmente el hijo frunce el seño, pero luego muere de amor por su madre y sale a comprar más chocolates, cervezas, o la lleva a enyesar, según sea el caso.

Educada por ella en la objetividad y el análisis, puedo decir que mi madre no es mejor que la tuya en muchas cosas. No es la más ordenada ni la más sutil. No califica en categoría tejido y costura, en velocidad o en salto alto, pero queda entre las diez más divertidas del mundo, bronce en ortografía y en ají de gallina saca oro.




*En este blog se recicla: esta fue una columna escrita para el diario La República en el año 2007.
**Actualización y reclamo público: las mamás no deberían tener facebook, eso autoriza a los los hijos treintones a hacer pataletas.

6 comentarios:

Tarcila. o Claudia, depende dijo...

i love it amiga.

Carla dijo...

¡yo no tengo bronce sino oro en ortografía! Por lo demás, ¡te amo hijita!

Anónimo dijo...

Que post!

mermelada dijo...

no creo en la fama de la tele o es que me cae mal beto ortiz, en vez de partirse en halagos, debería haber mostrado un post como este (pero sin leerlo él tb), y las palabras sobran.

muy d ptm.

bravo.

mermelada dijo...

no creo en la fama de la tele o es que me cae mal beto ortiz, en vez de partirse en halagos, debería haber mostrado un post como este (pero sin leerlo él tb), y las palabras sobran.

muy d ptm.

bravo.

Eduardo Villalobos dijo...

Genial, me encantaron tus relatos y tu blog en general...